miércoles, 23 de septiembre de 2009

Problemas con el calentador

Estoy en la cama durmiendo tan a gusto cuando de repente suena el teléfono. Lo coge mi madre y dice "ahora se pone"; yo pienso, vale, es para mi. 
Por suerte era mi amigo, que a ver que tal me había ido el primer día de clase; que él estaba despierto porque le había despertado el de correos. Mi primer día de clase bien; la única pega es que voy por la tarde, y pierdo el día entero. Como a las 12:30 (cuando normalmente solía comer a las 14:30), cojo el bus a las 13:20 para llegar a la UNI a las 3. 
Por cierto, estoy estudiando segundo de Magisterio Infantil.  

Y ahora viene lo “bueno”; son las 12 y enciendo el grifo del agua caliente porque me voy a duchar. Espero 5 minutos para que se pusiera caliente, meto la mano y sigue fría; espero un poco mas y sigue fría; vale, no funciona, no va a salir caliente; voy al calentador a ver si por casualidad se que le pasa, pero como era lógico no lo sabía; ¡pues que bien!, me tengo que duchar con agua fría, que gracia.
Viene mi madre, llama al fontanero; que no sale agua caliente. ¿Sabéis cual era el problema? ¡Que habían quitado el gas, y claro, no podían avisar! ¡Ya podía yo estar esperando a que saliera caliente!

1 comentario:

Triple Goddess dijo...

Jajaja, pobre...
Espero que cuentes más anécdotas divertidas.
Besos y abrazos