lunes, 14 de diciembre de 2009

Amantes

Conversaron durante dos horas y luego se fueron a comprobar si la cama era lo suficientemente ancha para los dos.
Frase sacada del libro: Los hombres que no amaban a las mujeres Stieg Larsson

3 comentarios:

Alury dijo...

Pues yo el sábado bien que dormí en una cama de 90x180... ¡Cuánto más apretaditos mejor! Con el frío que está haciendo, lo mejor es el calor humano... :D

X dijo...

Casi mejor que no lo fuera. :-)

Maybellene dijo...

Cada uno interpreta las frase según su subjetividad, yo me imagino que ciertamente las relaciones pueden estar rellenas de buenas momentos, de noches divertidas, de besos intensos y de sexo placentero. Por qué no. Sería bonito que se viviera como algo más :)