miércoles, 14 de abril de 2010

Crónicas de una granulada en Almería


Plaga de mosquitos

A causa de tanta lluvia este año hay mas mosquitos, pero los ecologistas no quieren fumigar. Parte de razón tienen, pero yo estuve allí una semana y acabé harta de tanta picadura. No me quiero ni imaginar los que viven allí.
Con 30 granos mas o menos que acabé. 
El primer día, con 2 o 3 granos, aliviábamos el picor con vinagre (remedio casero). Luego compramos azarón e insecticida. En casa protegidos, pero en cuanto cruzabas la puerta allí que venían. Yo, lista de mi, salí con falda y medias. Pues ya os podréis imaginar como acabaron mis piernas. Con tanto grano, el azarón se nos acabó en dos días; y no es una expresión, en dos días literal; lo compramos el lunes a la mañana, y el martes a la noche ya no quedaba.  
El miércoles, después de andar en bici en las marismas, lugar de concentración de millones de mosquitos, compramos una crema que además del picor, te quitaba el hinchazón. Menos mal, porque tenía las piernas hinchadísimas por los granos. 


Es que no podías ni sentarte en una terracita a tomar algo, porque te acribillaban...

4 comentarios:

X dijo...

Es el único animal que trato de matar, no te digo más. xD

Irune dijo...

no me extraña... es supervivencia!

Alury dijo...

Si en una fiesta hay 1000 personas y un moskito... ¡me viene a picar a mí!
No sé si será a causa de mi alergia, pero cada vez que me pican en la cara... ¡se me hincha!
Ésto fue lo que ocurrió el otro día en casa de un amigo mientras veíamos una peli.
Al final terminé por localizar al bichejo, le di caza y lo aplasté (me quedé con mi propia sangre que me había chupado en la mano... ¬¬)

Besos!!!

Irune dijo...

pues ya se con quien ir para que no me piquen! jeje