domingo, 25 de abril de 2010

La traumática fiesta de la espuma


Ha vuelto a venir a mi mente ese recuerdo que mi memoria no quiere olvidar. ¿Cuantos años tendría yo? ¿10? ¿11? No lo recuerdo exactamente.
El caso es que era el día del niño en mi pueblo, y como cualquiera con esa edad salí a la calle a disfrutar del día junto con mi amiga. En la plaza había todo tipo de juegos, cabezudos, castillos hinchables, chocolatada, verbena infantil... y lo que a nosotros nos interesa, la fiesta de la espuma.
Ese año iba a ser mi primera fiesta de la espuma, y estaba algo nerviosa; bueno en realidad no me acuerdo de lo que sentía antes de empezar, ya que lo que sucedió después... bueno ya lo veréis.

Llegamos a la plaza y allí estaba aquel cañón preparado para sumergir a los niños en espuma. No nos lo queríamos perder por nada del mundo, ¡era el acontecimiento del día!
¡De la torre del reloj se oyeron las 7 campanadas que indicaban que ya empezaba la fiesta! Mi amiga y yo al principio nos quedamos en la orilla, con los pequeños, pero nos fuimos animando y sumergiendo mas y mas en la espuma. 
¡Todo fue bien hasta que me calló un copo en toda la cara! Yo intentaba apartarme la espuma con las manos, pero fue una tarea imposible porque estas también estaban repletas. Todo a mi alrededor era espuma. Yo creo que de afuera ni se me veía. No podía ver, no podía hablar ya que cada vez que abría la boca se me llenaba de espuma, no podía respirar y lo único que oía eran los gritos de felicidad de los demás niños. La única manera que tenía de pedir ayuda era mover los brazos y que la gente notara que estaba allí.

Al final, no se como, logré salir de aquel espantoso infierno teñido de cielo.
No se si salí por mi propio pie o si me sacaron. Lo siguiente que recuerdo es estar en la fuente lavándome la cara y enjuagándome la boca, ¡porque no os podéis imaginar toda la espuma que tragué! Tanto que los próximos días todo lo que comía me sabía a jabón, ¡qué asco!


Esa ha sido la primera y última vez que he estado en una fiesta de la espuma.

11 comentarios:

X dijo...

Jajajajaja. Yo nunca he estado en una, pero debe de ser divertido...

♥ Ana ♥ dijo...

Aquí donde yo vivo también le ocurrió a un niño, estuvo a punto de ahogarse, no entiendo por qué estas cosas tan horribles y peligrosas no se prohíben porque además pasa lo que tú dices, que todo el mundo está gritando y haciendo aspavientos y nadie se da cuenta de que te ahogas.

Besito

DANYGIRL dijo...

Bufff...yo estuve en una con mis amigos cuando tenía no sé 14, 15??? Wowwww...esa noche fue tan guay....

Un saludo!

Hera dijo...

¡Qué horror!

La verdad es que sólo he estado en una fiesta de la espuma pero ya era mayorcita. Tal y como lo cuentas suena horrible, qué mal lo debiste pasar.

Yo estoy con Ana. Si pasan estas cosas deberían optar por otros entretenimientos. No hay necesidad de correr riesgos con la cantidad de actividades y juegos para niños que se pueden organizar.

Que paséis un buen lunes :).

Sí es lo que parece dijo...

En mi cole un año hicieron una fiesta de esas (que por cierto no volvieron a repetirla jamás). Fue un desastre: niños llorando, yo perdí un zapato y tuve que esperar a que todo acabara para recuperarlo, me entró espuma en un ojo, los macarrillas más mayores aprovechaban para meterle mano a las niñas....yo soy de las tuyas, fue mi primera y ultima vez.

Besos

david dijo...

Joder¡¡¡ que agobio¡¡¡

Nada que la mejor espuma la de una cervecita bien fresquita y ahora que empieza el calor, mejor todavía.
Muchas gracias por tu visita, si no te importa me quedo por aquí, besitos y feliz semana.

Alury dijo...

Yo una vez fui a una pero era más agua que espuma.... ¡qué desilusión! xD

Martha dijo...

Uf...que agobio, chica!!

Yo nunca he estado en una fiesta de espuma...no por nada, sino que no se ha dado el caso. Pero leyendo esto, creo que seguiré sin ir...

Besicos!

Cris M. dijo...

jolín, qué mal! yo nunca me he metido en una fiesta de la espuma la verdad.. ni de niña ni de mayor!

por cierto, lo q me comentabas de las combinaciones de colores tipo rosa+rojo, la verdad es q yo creo q estás cosas poco a poco se van superando.. antes era diferente, había cosas q no combinaban y punto, eran como verdades universales.. pero hay q ir innovando y cada vez se mezcla más: tejidos, colores, estampados...

Alira1990 dijo...

Madre mia como lo cuentas parece muy terrible. Yo creo k nunca e estado en una fiesta de la espuma pero no me acuerdo bien.
Espero que no te vuelva a pasar una cosa tan desagraqdble nunca mas.
un beso

Irune dijo...

X, si ya ves lo bien que me lo pasé yo, xD

Ana, Hera, Sieslo, tenéis razón, pero si todo lo peligroso se prohibiera... lo que tenían que haber hecho es informar sobre lo que hacer en un caso de esos, o poner algún vigilante o algo.
De todas formas, no creo que la fiesta de la espuma sea un entretenimiento adecuado para unos niños. Como dice Hera, hay muchas mas actividades que se pueden hacer.
Creo que aquí la repitieron una vez al de unos años, pero ni idea de lo que pasó, porque yo cuanto mas lejos de allí, mejor.


Danygirl ¡me alegro!

David, ¡como me va ha importar! ¡bienvenido!

Alury, que suerte la tuya, ojala que la mía también hubiera sido así, jeje

Martha, no tiene porque pasarte nada, además si eres mayor tienes mas cuidado; pero si, visto lo visto, mejor no ir.

Cris, me gusta que se innove.

Alira, pues si, de mis peores experiencias. Yo también lo espero...




¡Gracias por comentar! ¡Besos a todos!