martes, 9 de noviembre de 2010

La generosidad hecha niño


Os pongo en situación:
Estoy de practicas en una ikastola con niños de 4 años. El otro día llevaron a casa una nota que decía que quien quisiera podía llevar ropa y juguetes para llevárselos a los niños pobres.

Pues esta mañana ha aparecido un niño con una bolsa llena de juguetes, así que hemos estado hablando en el corro de lo que había traído; animando a los demás a que trajeran juguetes que ya no usan, etc.
La mayoría de los niños han empezado a decir lo que iban a traer mañana, y en estas, un niño dice "pues yo mañana les voy a traer una película para que la vean".
Le hemos dicho que mejor traiga otra cosa porque los niños pobres no tienen tele. Y un niño dice: "Pues yo les voy a traer una tele que tenemos en casa para que puedan ver la película, porque con la que tenemos en la sala ya nos llega".

En serio que lo que ha dicho ese niño me ha llegado. Así como algunos no llevarían ni una pelota, otros son tan generosos...

9 comentarios:

david dijo...

Desde niño ya se empieza a forjar la identidad que tendremos en el futuro. Tu ya has visto quién será generoso, quién será correcto y quién será el ávaro.

Besitos.

DANYGIRL dijo...

La mayoría de niños piensa con el corazón... y eso les honra.

Alury dijo...

Estoy de acuerdo con Danygirl... casi todos los enanos piensan con el corazón.
Ahí está su encanto, lo inocentes que son. :D

X dijo...

Eso sí, no esperes que los padres de ese niño vayan a ceder la tele tan ricamente jajajaja.

Gabiprog dijo...

Recuerdo cuando mi hija cedio alguna de sus cosas a una ong de Madagascar, lo mejor son las cosas mas simples.
Ya son todo un regalo para esos niños.

♥ Ana ♥ dijo...

Estoy con X, los padres le dirán que si está loco. Pero al menos él ha tenido esa actitud, esperemos que la mantenga en el futuro.

Besos

mArIaZuL dijo...

La verdad es que a una se debe quedar bastante sorprendida cuando ve a niños así, y más siendo tan pequeños.=)

alma dijo...

la pena es q esa generosidad, quieras o no, cuando vas creciendo la vas perdiendo en parte.

sería genial q todos la conserváramos como él.


besos y buen fin de semana


alma

Fiebre dijo...

La gente generosa apunta maneras desde pequeños. También hay niños de lo más egoista.
Luego con la edad esa gente sigue igual, solo que ya lo ocultan.