domingo, 13 de febrero de 2011

Corrió la sangre

Cogió el cuchillo de encima de la mesa. Después de cenar no le había dado tiempo a recoger; tenía que consultar el mapa lo antes posible.
Gracias a su ajetreada vida y sus prisas consiguió defenderse y salvar su vida.


4 comentarios:

X dijo...

No sé qué decir. xD

David dijo...

Pero esto es el comienzo de una novela???

Irune dijo...

No, es un relato entero. Un poco raro lo se, jeje

Alury dijo...

Yo añadiría una frase más, con algo más de información, y seguro que queda mucho mejor... ¡pero la idea es buena!

Vivan los micro-relatos para nuestras vidas ajetreadas!

Un besín